Comunidad de blogueros
Especiales tecnología
Especiales ocio y cultura
Especiales salud
Especiales enfoques
PUBLICIDAD
Editoriales
OPERACIÓN LEZO

¿La Razón contra Cifuentes?, La Moncloa incómoda con el oscuro papel de Mauricio Casals

La detención de Ignacio González precipitó al antiguo Partido Popular de Madrid de Esperanza Aguirre en el cenagal de la corrupción política con traiciones, cuchillos, coacciones y venganzas.

Cristina Cifuentes no barrió los problemas debajo de la alfombra. Desde el primer momento quiso ser fiel a sus compromisos electorales y al pacto firmado con Ciudadanos de tolerancia cero contra la corrupción política.



Ignacio González, bajo sospecha en otros casos de corrupción, está acusado ahora  de operaciones fraudulentas en dos grandes empresas públicas de la Comunidad de Madrid, el Canal de Isabel II y Mercasa. Estas investigaciones se suman al caso Gürtel y al caso Púnica.

Le guste o no admitirlo, bajo la presidencia de Mariano Rajoy en el Partido Popular, Comunidad Valencia y Comunidad de Madrid -a nivel regional y local- han sido escenarios de corrupción y financiación ilegal. En los dos casos se reaccionó de forma tardia y sin asumir de forma inmediata y plena las responsabilidades políticas.

A la detención de Ignacio González hay que sumar el oscuro rol del Consejero Delegado de La Razón, Edmundo Rodríguez Sobrino, detenido en la misma causa, y la investigación de su presidente, Mauricio Casals, y director, Francisco Marhuenda, por supuestas coacciones sobre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

¿La Razón contra Cristina Cifuentes? La Moncloa no está cómoda con el periódico que es el medio oficial del marianismo. De una vez por todas, Mariano Rajoy debería reflexionar que es la hora de la humildad extrema y de prestar máxima  atención a la lacra de la corrupción política, la peor sufrida por la democracia tras el terrorismo asesino de ETA.

Esperanza Aguirre, en las horas más bajas en sus 35 años de carrera política, no pudo reprimir las lágrimas ante los periodistas tras declarar durante más de dos horas en la Audiencia Nacional. La detención de Ignacio González, su mano derecha y sucesor en la presidencia de la Comunidad de Madrid, se suma a la del exconsejero Francisco Granados, por el caso Púnica, que se produjo en 2014.

Muy seriamente la regeneración política es una necesidad. No puede haber estabilidad económica y política si no se asume plenamente como tarea imprescindible. Urge, por parte de todos, el fin de la soberbia, el decoro y el examen de lo sucedido sin cuchillos ni venganzas.

 
ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • UN MAZAZO

    Esperanza Aguirre declara un día después de la detención de Ignacio González

OTROS ARTÍCULOS DE Editoriales
  • LA LECCIÓN DEL BREXIT

    Emmanuel Macron frente a Marine Le Pen, se moviliza la Comisión Europea

  • LOS INTERROGANTES

    La puerta que abrió Cristina Cifuentes en la semana trágica del Partido Popular

  • ¿DE BREXIT A FREXIT?

    Le Pen, Mélenchon, Fillon y Macron con el 40% de indecisos en Francia

  • EDMUNDO RODRÍGUEZ

    Cristina Cifuentes activó la Operación Lezo de la UCO de la Guardia Civil

  • LA CUMBRE DE MADRID

    No hay una solución militar en Siria, la poderosa voz en la Unión Europea del sur

Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando o pulsa aceptar, consideramos que acepta su uso. Política de cookies