Comunidad de blogueros
Especiales tecnología
Especiales ocio y cultura
Especiales salud
Especiales enfoques
PUBLICIDAD
Comunidad de blogueros
DE NORTE A SUR (y II)

Etiopía: el daño del turismo, animales salvajes y templos cristianos

Etiopía, un país que tiene muchas luces y también alguna sombra pero, en cualquier caso, sigue siendo uno de los destinos favoritos de África.

En el post anterior nos adentrábamos en Etiopía. Ese gran país de vistosas tribus y templos fascinantes. Hoy continuamos conociéndolo porque hay mucho que contar. Y no todo es oro lo que reluce, no.

Si queréis entrar en calor con el post anterior, podéis leerlo aquí para que estemos todos en la misma página. ¿Estamos todos? Vámonos pues…

Nos habíamos quedado en las visitas a diferentes tribus, en concreto, a la Hamer. Es fascinante visitar su mercado en Dimeka, conocer sus costumbres y sus ceremonias (en especial la del bull-jumping como paso de la niñez a la edad adulta). También tuve oportunidad de visitar la tribu Karo, quizá una de las más coloridas por sus decoraciones corporales.



Y hasta aquí todo fenomenal con las tribus pero… Ahora viene la parte fea de Etiopía desde la óptica del viajero. Por un lado, hay armas por todos lados. Tienen tantos problemas con sus ganados y otras pertenencias que van armados y no lo ocultan. Impresionante para las fotos pero que pone de relieve el a veces difícil día a día de sus gentes.



Y, por otro lado, lo peor, el “efecto turista” que ha transformado hasta su modo de vida. Os explico. Los habitantes de esta región del país están tan expuestos a las visitas de hordas de turistas que están dejando sus actividades diarias por hacerse fotos con ellos porque les rinde mucho más. ¿Por qué? Porque hacerse una foto suele implicar dar dinero. Se han acostumbrado a cobrar por cada fotografía que les toman. Esto provoca que haya verdaderas peleas por ser ellos los elegidos para retratarse con el extranjero de turno. Codazos, agarrones y empujones en los que se ve involucrado también en ocasiones el propio visitante. Tristísimo.



Al mismo tiempo, compiten por tener el atuendo más atractivo para ejercer de modelos improvisados. A tal punto de colgarse una silla de las orejas o hasta su propia choza si hace falta. Al final, la persona de la foto termina por no lucir su apariencia normal sino un un montaje destinado a vivir del pose. Os puede parecer exagerado pero no lo es.



Es más, tras la visita a un par de tribus, empezaréis a estar hasta las narices del asunto. Llega a ser agobiante y se crean situaciones bastante tensas. ¡Un verdadero despropósito! Personalmente, yo no volvería allí por este motivo. Me niego a fomentar tensiones y, en definitiva, a alimentar un efecto que hemos creado entre todos. Triste, triste, caca, culo, pedo, pis.



Antes de irnos al Norte a descubrir templos cristianos, me gustaría abrir un pequeño espacio para la fauna. En lugares como el Lago Chamo se pueden ver cocodrilos inmensos a escasos metros de distancia. Y no uno sino decenas. Genial de verdad.



Para completar la decoración, no faltan los siempre imponentes hipopótamos, elegantes pelícanos y otras aves para poder marcarte un rimbombante: “Mira, allí a lo lejos podéis observar la famosa Golondrina de Pekea, de pecho gris, cola roja, cuello largo, pico plano, pata flaca… Qué belleza…”. Cuando te pregunten: “¿Dónde? ¿Dónde?”, te quedas tan pancho con un: “¡Anda! Ya se ha ido… Tienes que ser más rápido en estos entornos… Ya sabes lo que se dice por aquí de la Golondrina de Pekea… Cuando la buscas, se escaquea…”.



No os creáis que los cocodrilos sólo están en estos lagos. A veces se aventuran al entorno humano y te los puedes encontrar en la misma carretera. ¡Fui testigo de ello! Eso sí, le dan caza y termina como este de la foto.



Y ahora sí, nos trasladamos al Norte. Vamos a centrarnos en Lalibela que, quizá, sea de los lugares más representativos y que a algunos os sonará. También está Aksum más al Norte y otros de los que algún día lo mismo os cuento.



Parece otro país. De repente, ante nosotros, una zona en la que el cristianismo se respira. Iglesias talladas en la roca durante la Edad Media. Algo que no te podrías esperar en África pero allí están. Lalibela es una ciudad santa, centro de peregrinación de la Iglesia Ortodoxa Etíope y, con todo el mérito, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Tras las incursiones musulmanas en Jerusalén en aquella época, el Rey Gebra Maskal, Lalibela quiso edificar aquí la “Nueva Jerusalén”. Realmente digno de ver.



Existen un total de 11 iglesias monolíticas que son una maravilla. También están las casas de los monjes, túneles que comunican unas estancias con otras e imágenes de lo más místico. Nada que ver con el Sur del país y sus tribus. El contraste es realmente extremo. Pocos países africanos pueden aportar un contraste tan particular.



En mi estancia por allí, recuerdo que quise experimentar la célebre ceremonia del café. Tradición muy extendida por el país. Todo iba genial. Café del bueno, el ritual, la charla, las sonrisas… Vamos, que terminamos bailando, llegó más gente, más risas, fotos…



Hasta que llegó la hora de irse y me querían cobrar como si hubiese comprado toda una plantación. Qué feos son esos momentos. Todo iba chupi-guay-piruleta y pasamos a la tensión, las caras largas… En fin… Prefiero no entrar a valorar ahora el efecto “el extranjero tiene una máquina de imprimir billetes”. Les pagué lo razonable y me fui como el viento.



Y creo que, por el momento, vamos a dejar Etiopía. Como habréis podido comprobar, tiene muchas luces y también alguna sombra pero, en cualquier caso, sigue siendo uno de mis destinos favoritos de África.

¡Hasta la semana que viene! ¿Te gusta TravelZungu? ¡Compártelo! 

 
ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • MURALLAS Y RASCACIELOS

    Manila y su caos exótico, los últimos de Filipinas y algo deleznable

  • EN BUSCA DEL PERSONAJILLO

    Guyana, un país poco conocido entre Venezuela, Surinam y Brasil

  • PARAÍSO LEJANO

    Rangiroa: Polinesia Submarina de Altura y segundo atolón más grande

  • PRUEBA SUPERADA

    Proyecto Mzungu: un final genial para una aventura épica en Congo

OTROS ARTÍCULOS DE Comunidad de blogueros
  • MUY NUTRITIVO

    Un plato de arroz económico, diferente y al gusto de toda la familia

  • MOMENTOS ESTELARES

    Palomo Linares, Samuel Morse, Para Elisa y Día del Diseño Gráfico

  • NOCHE DE BRONCAS

    La guerra en Supervivientes supera a un MasterChef muy mejorado

  • MOVILIZACIÓN MILITAR

    Habrá guerra, el temor de China en el pulso de Corea del Norte con Estados Unidos

  • MOMENTOS ESTELARES

    Imanol Arias, Kiko Narváez, Shakespeare y Propiedad Intelectual

Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando o pulsa aceptar, consideramos que acepta su uso. Política de cookies